Boda Nacho y Tamara

29 octubre 2006

Windows siempre sera windows

Para terminar el día de bloger extremo os pongo el ultimo post que tenía pendiente para vosotros.

Como muchos sabeis BootCamp es una herramienta de Apple que nos permite tener instalado en el mac Max OS X y un Microsoft Windows. Con ella podemos particionar el disco dura de forma sencilla e iniciar la instalación del windows desde su cd correspondiente. Una vez instalado nos permite elegir el SO a arrancar pulsando la tecla alt durante el inicio del sistema.

A los pocos días de tener el mac instale windows, más que nada para probar que tal iban los juegos en la nueva maquina; la instalación fue sencilla y aunque la primera versión de los drivers de apple para windows no era una maravilla hacian lo justo para jugar y usarlo decentemente.

El problema ha venido tras instalar los drivers nuevos en el windows sin desinstalar los antiguos, este es el resultado:


Esta claro cosas que un buen hardware no puede arreglar. Una verdad universar en windows es que los drivers son un quebradero de cabeza, entre las certificaciones de microsoft, los problemas de deteccion del hardware y los rituales de instalacion... en cualquier momento te viene el BSOD o pantallazo azul.

No hay comentarios: