Boda Nacho y Tamara

12 abril 2007

El tomatito nipón


Este es mi actual coche (salvo por el dragón que se quedo en proyecto), un Nissan Micra 1.3 Super S. No es mi primer coche, ese fue un Seat Ibiza 1.2 del 86.
Con él Ibiza aprendí a conducir y a maltratar un coche por caminos de tierra. Realmente era duro, aunque no tanto ya que alguno todavía recordará cuando sacamos el amortiguador por la tapa del capo en un bache.
Además le usamos para nuestro proyecto pucelawireless, con el que aprendimos un montón sobre las redes inalámbricas.
No tenía precio para meternos por caminos y montes para hacer pruebas de alcance del wifi.

Pues eso, que para aprender bien, pero el coche tenia menos repris que un caracol, y la suspensión tipo barcaza solo era buena para el 4x4.

Cuando el Ibiza ya daba muchos problemas (gastaba tanto aceite como gasolina, y tenia incontinencia en el depósito del agua) me quedé con el micra de mi madre, más moderno y con un motor infinitamente mejor. Era más grande pera gastaba como la mitad.


El micra es el modelo del 96, en su versión deportiva, Super S; que se diferenciaba por el volante de 3 radios, el alerón, unos paragolpes un poco más chulos, y alguna cosilla más.

No soy partidario del tunning (a no ser que sea muy light), pero algunos retoques si que le he hecho.

La música es importante, así que a cambiar los altavoces y la fuente. No hay sitio para etapas, así que me conforme con vías separadas delante y 16x9 detrás. Si intentas poner un subwofer a este coche, sera lo último que pongas, no entrará nada más.

Hace casi tres años mi novia me regalo un kit de admisión directa, que montamos nosotros mismos. Desde entonces tiene un sonido fantástico. Al entrar en las calles acelerando la gente se mira pensando que viene un cochazo, y luego bueno... es un micra. Además de mejor sonido también le añadió un poquito más de potencia al motor, que aunque ande por los 80cv, son muy nervioso y activos.

Con el tiempo también le he cambiado la suspensión. Ahora lleva una más dura y baja. Personalmente siempre he preferido sacrificar parte del confort de un coche a favor de una mayor seguridad y estabilidad. Ahora los baches duelen más, pero el coche toma las curvas en plano con suma facilidad.

Evidentemente ya no vale para hacer trial, así que las pruebas de campo se hacen siempre sobre asfalto.
Nota: Por si no lo veis, en la prueba teníamos un SAI para alimentar un AP en el coche :-)

Unas bonitas llantas le quedarían bien, pero son muy caras, así que no compensa.

En definitiva el coche es muy divertido de conducir, e ideal para la ciudad. Eso si, para aligerar peso Nissan decidió no equiparlo ni con elevalunas, ni cierre, ni sobretodo aire acondicionado.

Algunas fotos de sus hermanos de competición:

1 comentario:

Tamara dijo...

Aclaración: el kit de admisión directa es mas conocido entre nosotros como "el brum-brum"