Boda Nacho y Tamara

19 septiembre 2009

Antonio el gasolina

En que estaría yo pensando cuando le dije a Antonio "lleva tu recién estrenado Prius" que total es un viaje que he hecho muchas veces y es camino es fácil... Con esto de ir a Santander no aprenderé, nunca es tranquilo, siempre ocurre algo. Esta vez NOS QUEDAMOS SIN GASOLINA.

Después de un viaje de ida altamente tranquilo con un seguimiento al milímetro del consumo (hay una fiebre ahora por esto de las décimas del consumo) y una estancia sin imprevistos salimos de vuelta. Cuando nos quedaban unos 35 km para Palencia y como si ese indicador nunca hubiera estado ahí, el coche nos avisaba que estamos en reserva. A primera vista no me preocupe demasiado, mi coche tiene una reserva en autovía de mas de 60 km, este era un hibrido, asi que seguro que tiene mas. Buscamos la pantalla de km restante y marcaba... " 29 KM" : la hemos cagado. Como nota mental a tener en cuenta a partir de las 23:00h de Santander a Palencia no hay gasolineras abiertas, y el coche ya nos decía que no sobreviviríamos hasta allí.

Avanzamos a 60 km/h durante los siguientes minutos hasta Monzon de campos "la ultima esperanza", al final de ese pueblo google marcaba una E.S.
Justo antes del desvió de la autovía el marcador llega a 0


... el desvió es grande y encima la gasolinera esta en la antigua nacional a unos pocos kms, así que cuando llevábamos 4 o 5 km a pasamos a eléctrico, tras uno o dos minutos de tensión aparecen luces, un club y luego... otro club y.. UNA GASOLINERA cerrada.

GAME OVER

Utilizamos las ultimas gotas de gasolina para cargar los 40 kg de baterías y tener, al menos, radio para lo que se preveia una larga espera.

Antonio tiro de novia para que nos acercase un poco de gasolina, al menos google latitude indica el punto exacto del siniestro y era facil encontrarnos.
Fácil si, agradable ya no, porque os podéis imaginar la llamada a las 12 de la noche de tu novio para que vayas a hacer de grúa.


Con una muestra de gasolina en el deposito repostamos en Palencia y tiramos para casa. A 15 m de mi casa cuando parecia a salvo, nos aparece la guardia civil con un "control de seguridad ciudadana"; a lo cual pensé le han visto a Antonio y se han dado cuenta que evidenteme es un peligro publico.
- Guarda: "Buenas noches, llevan algun tipo de droga o estupefaciente en el vehículo"
- Antonio: "No, bueno, solo una garrafa de gasolina en el maletero".

yo hoy no duermo en casa....

Lo siguiente fue un registro del vehículo por tres agentes, uno de ellos metiendole mano a Antonio en los bolsillos. Se lo tomaron bien y nos dejaron ir... a mi me daba ya igual podía ir andando seguro que asi llegaba antes.

Casi 4 horas después de salir de Santander llegamos a mi casa, donde Tamara nos había preparado sopita caliente y una tortilla... menos mal, algo bueno.

5 comentarios:

Antonio Valladolid dijo...

Los viajes a Santander nunca fueron tranquilos... aunque justo enfrente de la gasolinera (cerrada) había un sitio donde podríamos haber invitado a un café :).

Correcciones:
-> El viaje de ida fue tranquilamente a 120.
-> No hay gasolineras en la autovía a Santander. Ninguna. No hay.
-> El consumo lo fuimos cuidando cuando estábamos en la reserva. (como es lógico)
-> Cuando el coche marca quedan 0km, aún tiene 5 litros. Pero claro, eso lo descubrimos más tarde :S.

Raquel dijo...

Aún teníais 5 litros y podríais haberme ahorrado el iros a rescatar?! La próxima vez os quedáis ahí con los gitanillos que estaban sentados en la gasolinera de Monzón pasándoselo en grande.

Cris dijo...

Si ya sabéis que no hay gasolineras, que lo habéis dicho unas cuantas veces, por qué no echasteis gasolina antes de salir de Santander? :P Tanto cuidar los cochecitos y luego no sois capaces de darles de comer

Antonio Valladolid dijo...

Yo no sabía que no había gasolineras. De hecho, salía algo cansado y tenía intención de tomar un café rápido por el camino.

Cuando ya estábamos en la reserva me avisó Nacho que no había gasolineras.

Fragmento de conversación con el guardia:

-> A: Nos quedamos sin gasolina antes.
-> G: ¿Pero no es eléctrico?
-> A: Ya... ¡pero hasta cierto punto!

dgrabla dijo...

Me ha gustado esta aventura :)